Recomendaciones VOLVER

Ciudades fascinantes para celebrar la Navidad

Destinos a los que se debería volver siempre (o al menos una vez) en Navidad.

New York City


Las Navidades son la excusa perfecta para preparar la maleta y hacer el último viaje del año. Da igual si ya has estado en Nueva York, Londres, Québec o Berlín en otra época. Si vuelves en Navidad, es como si lo hicieras por primera vez. Y es que durante estos días, las ciudades se transforman por completo y sacan a relucir sus mejores galas y tradiciones.


Berlín: una Navidad con bratwurst y vino caliente


Al menos una vez en la vida hay que disfrutar de una navidad a la alemana. ¿Y qué mejor lugar que Berlín? La ciudad más monumental e histórica del país ofrece unas fiestas donde las luces de colores rivalizan con el manto blanco de la nieve en las calles. Para combatir el frío, no hay nada mejor que pedir unas típicas bratwurst acompañadas de vino caliente en un puesto callejero. Para los shopaholic de regalos navideños, hay más de medio centenar de weihnachtsmarkt (mercados navideños) repartidos por toda la ciudad. En la foto, los árboles de Unter den Linden se iluminan cada año por estas fechas.

Bratislava: el escenario de un cuento navideño


El casco histórico de Bratislava parece el escenario de un cuento de Navidad. Su laberinto de calles empedradas y plazuelas con el castillo presidiendo en lo alto de una colina nos invitan a perdernos en la ciudad. En uno de sus coquetos cafés podemos probar los delicisosos pastelitos navideños a precios muy razonables. Y en el mercado de la Plaza Mayor, comprar alguna artesanía típica para llevarnos de recuerdo.

Madrid (España): Una Navidad de tapeo y churros


Madrid es otra ciudad que empapa sus calles de un gran espíritu navideño. La Puerta del Sol con su gran árbol de Navidad iluminado es una cita obligatoria para despedir el año por todo lo alto. Hasta entonces, la fiesta está en el tradicional mercado de la Plaza Mayor, donde las pelucas, los disfraces y los artículos de broma convierten el lugar en un verdadero Carnaval. Para terminar bien la noche, lo mejor es llenar el estómago con una buena ruta de tapeo o calentarnos disfrutando de un buen chocolate con churros en la cafetería de San Ginés.


Salzburgo (Austria): la cuna de 'Noche de Paz'


No hay mejor Navidad alpina como la que se vive en Salzburgo. La ciudad austriaca ofrece desde los tradicionales pasacalles de los diabólicos Krampus y Perchten que van dando pequeños azotes de la suerte -por cierto, dan mucho miedo- a conciertos y recitales de literatura. Pero no sólo eso: la ciudad que vió nacer a Mozart y al famoso villancico 'Noche de Paz' es también una verdadera joya barroca donde la música se siente en todos los rincones. Aquí se viene a disfrutar y sobre todo a cantar.


Núremberg (Alemania): el mercado más espectacular


Para quienes busquen mercados navideños difícil de olvidar, su destino es sin duda Núremberg. Esta ciudad alemana presume de tener el mercado de Navidad más famoso del mundo, con una tradición de casi cuatro siglos. Hablamos de Christkindlesmarkt. Sus puestos son una delicia. Y el marco en el que se encuentra, simplemente espectacular. Para probar, un dulce típico: Lebkuchen, un bizcocho de especias y miel para chuparse los dedos.

Londres (Reino Unido): toda la ciudad brilla literalmente


Londres es otra de las capitales europeas donde merece la pena viajar en Navidad. La ciudad brilla literalmente con todas las guirnaldas y juegos de luces iluminando parques, calles y centros comerciales. El más famoso: Harrods, su fachada es todo un espectáculo en sí mismo. El árbol navideño de Trafalgar Square, la pista de hielo bajo el London Eye (Eyeskate) o el mercado de Navidad Winter Wonderland en el corazón de Hyde Park son sólo algunos de los alicientes para vivir estas fechas como un verdadero londinense. Para los golosos, es una buena época para probar el Christmas pudding inglés.

Rovaniemi, la ciudad de Papá Noel


¿Aún no has enviado la carta a Papá Noel? No te preocupes, si viajas hasta Rovaniemi podrás dársela en mano. En esta pequeña ciudad de la Laponia finlandesa vive la gran competencia de los Reyes Magos: Santa Claus. Situada en el Círculo Polar Ártico, entre bosques nevados, ríos de hielo y auroras boreales que iluminan el cielo, Rovaniemi se ha convertido en una atracción en sí misma cada Navidad gracias a este personaje tan carismático. Sobre todos los niños amarán este destino.

Berna (Suiza): la Navidad más romántica

Viajamos al paraíso de los quesos y el chocolate para disfrutar de una Navidad de lo más romántica. Hablamos de Berna. En la capital suiza los tejados permanecen nevados todo el invierno, mientras la decoración de las casas y la música de los villancicos impregnan el ambiente de magia. Los singulares mercados abarrotados de artesanías y souvenirs llenan las plazas del casco histórico. Uno de los más llamativos es el que se encuentra en Münsterplatz, en la Plaza de la Catedral. Berna ofrece también una pista de patinaje en Bundesplatz, la Plaza del Parlamento. Y para entrar en calor, nada mejor que un vasito de Glühwein, un vino aromático caliente que quita los sentidos.


Comparte tu opinión | Dejanos un comentario

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2021 | Revista GO | Todos los derechos reservados | Politicas de privacidad